HACIENDA SAN DIEGO DE JARAL DE BERRIO

Ubicada en el noreste del Municipio de San Felipe, Gto. a 36 km de la cabecera municipal por la carretera a San Luis Potosí, la Hacienda de San Diego de Jaral de Berrio se constituye como una de las haciendas más grandes, antiguas, y por lo tanto, de las de más largo historial de nuestro país.

Su origen se remonta hacia los finales del siglo XVI, periodo en el que Juan de Zavala, español avecinado en las minas de San Luis Potosí se hace de varios sitios ganaderos en el entonces valle de San Francisco, terrenos a los que bautiza con el nombre de Hacienda de Zavala a la que, posteriormente, anexa otro sitio para ganado menor y cinco caballerías de tierra que el Virrey Juan de Mendoza y Luna le otorga en 1607.

 

Tras varios traspasos, heredades y anexiones, nos encontramos que a mediados del siglo XVIII, los propietarios de la, para ese entonces llamada Hacienda de San Diego del Jaral (ya que así se le conocía al paraje), eran Doña Teresa Josefa Zaldívar y Retes de Paz y Vera y su esposo el Capitán Andrés de Berrio y Díaz Palacios Ortíz de Landázurri y Ayala, quienes al morir dejan como beneficiario de todos sus bienes a su hijo Miguel de Berrio y Zaldívar, quien en 1774 es nombrado Primer Marqués del Jaral por el Rey Carlos III, y es él a quien se le debe que se le agregue el de Berrio, al nombre de la propiedad.

 

Caso inaudito en aquellos días fue el del divorcio de D. Ana, hija de D. Miguel de Berrio, que se narra en:

 

Durante este período, la hacienda creció a tal grado que se decía que su ganado pastaba desde Durango hasta el Valle de México sin salir de sus dominios, motivo por el que llegó a figurar dentro de las haciendas más grandes de toda la Nueva España, y sus caballos eran tan famosos, que el escultor Manuel Tolsá eligió a uno de ellos para esculpir la famosa estatua ecuestre de Carlos IV (la cual aún podemos admirar en la explanada del actual museo Nacional de Arte de la Ciudad de México). "Para las mulas del Jaral los caballos de allá mesmo!" se decía en el campo mexicano.

 

Al llegar la historica fecha de 1810, Juan Nepomuceno de Moncada y Berrio, nieto del Primer Marqués, era el propietario de la hacienda y se une al cura Hidalgo en la lucha insurgente pero cuando las fuerzas reales de Calleja llegan a la finca, el Segundo Marqués del Jaral se pasa de su lado y forma el Regimiento Moncada para defender sus dominios. El 7 de Julio de 1817, Francisco Javier Mina toma la hacienda y, al finalizar la lucha armada, el entonces emperador Agustín de Iturbide, nombra a Juan Nepomuceno Caballero de la Orden Imperial de Guadalupe, motivo por el que pronto repara los daños causados a sus propiedades.

 

Para 1855, el casco de la hacienda estaba poblado por cerca de 6500 habitantes, además de que contaba con oficinas de Alcabalas y Correos, con dos escuelas de primeras letras, dos mesones públicos y su capilla había sido elevada a Parroquia y, para 1890, el Ferrocarril Nacional Mexicano contaba con 2 estaciones dentro del Jaral y era propiedad de Juan Isidro de Moncada Berrio Hurtado de Mendoza.

 

Lo último que se conoce acerca de los propietarios de la hacienda es que "Doña Margarita", nuera de Juan Isidro, vendió la hacienda al señor Rutilo Rojas Rodríguez, cuando aún contaba con 5000 ha.

 

En 2013 no está abierta al público, aunque se puede visitar previo permiso en la tienda de mezcal "Jaral de Berrio" que se embotella y se vende en la planta baja.

Información recopilada por Ruel SA (Ingeniería Electromecánica) - León, Guanajuato.

para promover el conocimiento de esta región. 130810

Av. Américas 819 Col.Andrade 37020

Tel/Fax +52 477 7 14 51 62

León,Guanajuato, MÉXICO

info@ruelsa.com, ruelsa@prodigy.net.mx

Página renovada por AR/ Alejandra Ruelas